Prensa

Contactar

La compañía

Negocio / Economía

Aniversario: 130 años de Bosch - una historia de éxito

Del pequeño taller a la empresa global

- Bosch fue fundada el 15 de noviembre de 1886
- El encendido por magneto propició el éxito de Bosch en todo el mundo
- La voluntad de cambio garantiza el éxito de la empresa


Stuttgart, Alemania – Sus comienzos no fueron precisamente fáciles. Inaugurado en noviembre de 1886, el primer taller Bosch pasó de 2 a 15 empleados en 1891. Ese mismo año, las reservas de capital estaban prácticamente agotadas y Bosch tuvo que pedir a su madre que garantizara personalmente los préstamos bancarios a los que tuvo que recurrir y que le llevarían al borde de la bancarrota en 1892. Mucho ha pasado desde entonces. Hoy, Bosch emplea alrededor de 375.000 trabajadores en todo el mundo y genera unas ventas anuales de 70.600 millones de euros. El antiguo Taller de Mecánica de Precisión e Ingeniería Eléctrica se ha convertido en una de las diez mayores empresas de Alemania y opera en más de 150 países. Una auténtica historia de éxito.

Inspiración de los EE.UU.

Incluso en sus años más jóvenes, estar abierto a nuevos desarrollos y a entrar en nuevos mercados eran aspectos importantes para Bosch como empresario. A la edad de 23 años, se aventuró a cruzar el Atlántico, viajando a los EE.UU. para trabajar con Edison y ampliar así sus conocimientos sobre ingeniería eléctrica que, por aquellos años, estaba más desarrollada en Estados Unidos que en Europa. Bosch contaba con poder utilizar sus nuevos conocimientos para establecer un prometedor negocio a su regreso a Alemania.

Sin miedo al fracaso

Deseoso de entrar en acción, el joven Robert Bosch regresó a Alemania en 1886 y estableció en Stuttgart su Taller de Mecánica de Precisión e Ingeniería Eléctrica el 15 de noviembre de 1886. Sin embargo, la euforia inicial fue seguida por una tremenda frustración. La lenta expansión del suministro eléctrico en Stuttgart hizo que el negocio de ingeniería eléctrica tardara tiempo en despegar. Bosch se encontraba al borde de la insolvencia. Con algunos pedidos de pequeños clientes fue capaz de mantener viva su empresa. Incluso con la red eléctrica pública en funcionamiento, el éxito que esperaba no llegaba a materializarse. Los clientes se encontraban menos receptivos a las innovaciones de ingeniería eléctrica de lo que Bosch esperaba. Pero Robert Bosch no perdería la paciencia. Impulsado por su optimismo, su incesante actividad y la fe absoluta en sí mismo y en sus empleados, siguió buscando nuevas oportunidades de negocio.

"Las personas que son fuertes no tienen necesidad de estar constantemente preocupadas por lo que otros puedan pensar de ellos. Esas personas suelen gozar de una alta consideración como para que otros les otorguen el favor de confiarles una responsabilidad, enseñándoles a abrazar y a usar esa responsabilidad con entusiasmo, e inspirándoles a disfrutar del trabajo y del éxito".
Robert Bosch

Una chispa de ingenio

1897 bien puede ser el año más importante en la historia de la compañía. Ese año marcó el comienzo del ascenso de Bosch a la categoría de suministrador global.

Desde 1887, la compañía había estado fabricando dispositivos de encendido para motores estacionarios para generar energía eléctrica en edificios. En 1896, había construido en total unos 1.000 dispositivos de este tipo. Pero su negocio permanecía estancado. Un año más tarde, esto iba a cambiar. Un cliente le pidió que desarrollara un dispositivo de encendido que pudiera ser utilizado en un motor de gasolina - un dispositivo de encendido que no había existido hasta entonces. ¿Imposible? Bosch pidió a su director de fábrica, Arnold Zähringer, que mejorara y refinara los dispositivos de encendido existentes. Era un riesgo enorme, pero para Bosch significaba el paso decisivo que debía dar para convertirse en un industrial. Y así sería, porque el encendido por magneto resultó ser el único sistema fiable para los automóviles. Con el automóvil disfrutando de un éxito sin precedentes después de 1900, Bosch también se convertiría en una compañía global. En los primeros cinco años, Bosch vendió 50.000 aparatos de encendido. En 1912 ya había vendido 2 millones.

"La gente puede decir que no soy un inventor: de hecho, no pretendo serlo. Lo que soy es un hombre que ha logrado, a través del ejemplo y del buen trato a mis empleados, construir una empresa que goza de una buena reputación en todo el mundo. Debo mi éxito, en gran parte, a mi tenaz minuciosidad que ha evitado que nada de mala calidad saliera de mi taller”.
Robert Bosch

100 empleados como máximo

El enorme éxito de la magneto de encendido fue algo que incluso Robert Bosch no se esperaba. Cuando tomó la decisión en 1900 de construir su propia fábrica, pensó en contratar a alrededor de 200 trabajadores. En ese momento, empleaba a 30 personas y estaba considerando alquilar parte del nuevo edificio. Él asumió que su compañía no iba a crecer más allá de 100 empleados. Se equivocó: apenas ocho años más tarde, Bosch empleó a más de 1.000 trabajadores.

"Quisiera resaltar que siempre he creído que lo correcto es pagar bien a nuestro personal y tratarlos no con condescendencia sino como socios contractuales con iguales derechos".
Robert Bosch

La pronta internacionalización abre oportunidades de mercado

Como emprendedor vigilante y con visión de futuro, Robert Bosch consideró el éxito de su magneto de encendido con cierto escepticismo. Consciente de que su empresa dependía de un solo producto, abrió nuevos mercados en todo el mundo. A partir de 1908, los sistemas de encendido Bosch estaban disponibles en todos los continentes. Esto ayudó a la empresa a crecer y allanó el camino para que Bosch se convirtiera en una nombre internacional. Bosch logró estabilidad a largo plazo mediante productos adicionales para el automóvil, así como herramientas eléctricas, electrodomésticos y tecnología industrial.

"En mi experiencia, no hay nada peor para una compañía que desea prevalecer y permanecer en lo más alto que no tener ningún competidor."
Robert Bosch

Los campos de actividad cambian, la responsabilidad permanece

Esta capacidad de adaptación para garantizar la supervivencia de la empresa al entrar en campos completamente nuevos, pero también saber retirarse a tiempo de los negocios deficitarios, es uno de los denominadores comunes clave que se puede observar a lo largo de la historia de la empresa. Una característica clave de Robert Bosch y sus sucesores ha sido siempre su sentido de la responsabilidad hacia los empleados, y no sólo la búsqueda del beneficio por sí mismo. En los negocios se necesita una firme voluntad para cambiar el rumbo frente a las condiciones económicas volátiles y, así, mantener una empresa y su fuerza de trabajo. Robert Bosch se hacía la siguiente reflexión: "Si mi magneto de encendido hubiera sido sólo un éxito efímero, ¿cómo habría empleado entonces a mi personal?"

Enlaces relacionados
Historia de la empresa Bosch
Más historias en el blog “Historia de Bosch”
Bosch hoy - una empresa de alta tecnología que también es un proveedor de servicios
Bosch en cifras (2011-2015)

Hechos y cifras históricos
Empleados:
1886: 3
1896: 14
1906: 611
1916: 5.639
1956: 38.488
1976: 105.872
2015: 375.000

Ingresos por ventas generados fuera de Alemania (porcentaje promedio del año):
1886: 0
1896: 3,3
1906: 78,9
1916: 9,8
1956: 18,8
1996: 61
2015: 80

Número de dispositivos de encendido por magneto y sistemas producidos (producto básico en el ascenso de la compañía para convertirse en un proveedor global)
1887: 1 unidad
1888: 4 unidades
1891: 130 unidades
1896: 528 unidades
Hasta 1896, sólo para motores estacionarios; en total 1.000 unidades producidas
1897: nuevo magneto de encendido para automóviles
1902: 50.000 unidades (total acumulado)
1910: producción anual de 200.000 unidades (casi exclusivamente para motores de vehículos)
1912: 1 millón de unidades (total acumulado)

Contacto para la prensa:
Christine N. Maier
Teléfono +34 91 3279 204
E-Mail: comunicacion.bosch@es.bosch.com


9474 - November 2016

Downloads:

image
image
image
image
image
   Foro de Prensa

*) Puede abrir las imágenes en formato JPEG haciendo clic en el icono Imagen*. Para guardar una copia de la imagen en su disco, pulse el boton de la derecha de su ratón y seleccione "Save image as".

  Inicio de página